El A400M bajará de precio para aumentar ventas

Airbus se pone como data límite dos mil diecisiete para conseguir nuevos pedidos de su A400M. El aeroplano militar, que se monta en Sevilla, ha sido inútil de cautivar a nuevos compradores alén de los 7 países impulsores del programa -España, Alemania, Francia, R. Unido, Bélgica, Luxemburgo y Turquía-, que amontonan ciento setenta y cuatro encargos. “Ya no podemos aguardar más; me conformaría con que entrara un solo contrato, mas es ahora o bien jamás”, sentenció el día de ayer el presidente de Airbus en España, Fernando Alonso, en un encuentro con la prensa.

Este es, indudablemente, el reto primordial que se ha marcado la compañía para el año próximo, en el momento en que ha logrado enderezar la mala ráfaga del programa en los últimos tiempos. “Nos hemos centrado en estabilizar la producción y solucionar los inconvenientes que han ido brotando, mas es ya el instante de vender algún A400M más”, señaló. Para esto, Airbus tiene claro que debe ofrecer un “costo competitivo” y que eso se logra rebajando los costos de fabricación. “Estoy seguro de que podemos optimar procesos y reducir costos”, afirmó Alonso, asimismo responsable de Aeroplanos Militares de Airbus Defence and Space. El costo de venta de un A400M ronda en la actualidad los ciento cincuenta millones de euros: “Cuanto más por debajo estemos de esa cantidad, mejor”, avanzó.

“Aguardamos que no caiga ningún distribuidor en Andalucía por la reducción del C295”
Para conseguir ese primer cliente del servicio de exportación, el conjunto aeroespacial va a poner toda la carne en el asador. Acometerá campañas de venta en todo el globo, desde Australia, Indonesia o bien N. Zelanda hasta Egipto o bien Suráfrica, pasando por Oriente Próximo, México e inclusive Estados Unidos. “Debemos ir a por todas y cada una”, destacó.

El programa del A400M ha pasado por años muy difíciles. En dos mil quince debió encarar el accidente de uno de sus aparatos en Sevilla, con 4 víctimas mortales, y en dos mil dieciseis ha sufrido inconvenientes en los motores y el fuselaje. “La primera mitad del año ha sido un tsumani y, la segunda, una carrera por recobrar la producción y las entregas”, examinó. El fallo más crítico ha sido el de la caja reductora (PGB) de 2 de los 4 motores del aeroplano, que “perturbaron a lo bestia” el ritmo de la cadena de montaje. No obstante, Alonso destacó que la solución interina desarrollada por su fabricante, el italiano Avio, ya está instalada en dieciseis aeroplanos de Francia, R. Unido y Alemania, y se pondrá en el mes de enero por vez primera en un A400M nuevo proviniente de la planta de ensamblaje (FAL) de Sevilla.

A consecuencia de estos inconvenientes, el conjunto no alcanzará las veinte entregas que se había marcado como objetivo anual. Sin embargo, el presidente de Airbus España se mostró muy satisfecho por haber conseguido remontar “el seísmo de principios de año” y poner a cargo de los clientes del servicio unas diecisiete unidades. “En un año vamos a haber efectuado prácticamente la mitad de todas y cada una de las entregas del programa (en torno a treinta y siete)”, resaltó. De cara a dos mil diecisiete, Alonso se plantea sostener la cantidad. Exactamente, el próximo ejercicio España va a recibir su segundo A400M. Va a ser en los últimos meses, a pesar de que los planes iniciales apuntaban a que recibiría 4 aeronaves a lo largo del año.

Por otro lado, Alonso señaló que este programa va a ser uno de los destinos en los que recalarán una parte de los trabajadores perjudicados por el ajuste laboral en los proyectos del C295 y el A380. La compañía anunció hace una semana que hay un sobrante de trescientos sesenta personas en los dos (sobre todo en Sevilla y Puerto Real) debido a la caída de pedidos. “No va a haber ERE ni despidos de fijos”, recalcó Alonso, mas a entre ciento cincuenta y ciento ochenta temporales no se les renovará el contrato y al resto (unos doscientos empleados) se les mandará a programas de mayor éxito. Aparte de los anunciados A350, A320 o bien A330MRTT, el directivo mentó el A400M. “Va a hacer falta gente en la FAL de Sevilla merced al incremento de las entregas y en la capital de España en el área de retrofit, esto es, en la puesta al día de los aeroplanos ya entregados”, abundó.

Por último, el hombre fuerte de Airbus en España deseó aclarar que la compañía no va a crear ningún centro único de mantenimiento del A400M. “Ha habido informaciones confusas en los últimos días sobre este tema”, afirmó en referencia a la solicitud por la parte de la Junta de Andalucía de que ubique estas instalaciones en Sevilla para asegurar carga de trabajo en la zona.

“Jamás hemos tenido pretensión de crear un enorme centro de este género, puesto que cada país sostiene sus A400M”, señaló, para explicar que lo que ofrece la compañía son servicios auxiliares que los clientes del servicio pueden contratar conjuntamente para abaratar sus costos.

Es una información de: El Diario de Sevilla

Recent Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
nuevo pedido para las factorias sevillanas de Airbus