La formación: un valor para ofrecer a la empresa

La formación de los trabajadores se puede considerar como uno de los activos intangibles de más valor que tienen las empresas. Contar con trabajadores de talento y con la capacitación necesaria para desarrollar el trabajo, ha de ser uno de los aspectos más prioritarios para la dirección. Esto es un aspecto que constata Vitae Aeronáutica como empresa de formación y prestadora de servicios de ingeniería.

Formación de los empleados y competitividad empresarial

Las empresas que quieran crecer en competitividad deberán reforzar la cualificación de los trabajadores y mejorar su situación laboral y profesional. Un profesional u operario formado adecuadamente, aporta valor a la actividad de la empresa cuando aplica a su trabajo los conocimientos y habilidades adquiridas. Este valor se traduce en la calidad y excelencia de su trabajo, en su capacidad para innovar, en la mejora de la atención al cliente, en la actualización de las técnicas y procedimientos que aplica la empresa, etc.

Desde el punto de vista de los empleados, es deseable que no se conformen con mantener su trabajo sino que muestren interés adquirir nueva formación para la mejora continua de su trabajo.

Importancia de las acciones formativas en los planes de carrera

La profesión de tornero, es una de las más significativas en la industria actual. Se trata de una ocupación muy demandada en el mercado laboral, especialmente por el déficit de mano de obra cualificada. La ocupación del tornero engloba al profesional que realiza tareas de mecanización de piezas manejando máquina-herramienta el torno, tanto manualmente como con los sistemas automatizados de Control Numérico, C.N.C. Con este tipo de tecnología se puede obtener casi cualquier pieza con geometría de revolución y en una gran diversidad de materiales. El tornero, que ejerce su labor de forma general en la industria de bienes de equipos, goza concretamente en Sevilla de demandas de empleo relacionadas con la industria aeronáutica, automovilística y mantenimiento, entre otros. Como dato característico, conviene tener en cuenta que sobre un 70% de los componentes que forman parte de un avión se obtienen utilizando procesos de mecanizado previo a su montaje final. Solamente en la provincia de Sevilla existen más de 100 empresas que centran su actividad en el mecanizado de piezas y que dan empleo a unos 8000 trabajadores.

Instalaciones donde se desarrollan los cursos de taller de Vitae Aeronáutica

Además de todo lo anterior, las empresas han de prever cómo van a cubrir algunos puestos o trabajos que quedarán vacantes en un futuro, con las personas que tengan la formación y experiencia necesarias. Para ello, los directivos trazan los llamados planes de carrera, partiendo de las personas que ocupan cada puesto en la actualidad, y en base a la estrategia y los objetivos empresariales, definen las necesidades futuras. Hay que tener en cuenta las jubilaciones, bajas o despidos previstos; así como la probabilidad de otras salidas de trabajadores, los índices de rotación en los puestos de trabajo, etc. Luego, la empresa determina qué personas cuentan con potencial para cubrir esos puestos y los medios a poner para que adquieran la formación requerida. Registra en fichas sus datos personales, la formación, experiencia, puestos desempeñados, idiomas, antigüedad, etc.; se elabora una “lista de capacitaciones requeridas” y valora también el desempeño del trabajador en su puesto actual. Por último, al realizar la planificación de la plantilla, prevé los cambios en cadena que se pueden provocar.

El plan de carrera profesional beneficia tanto a las empresas como a los empleados. Una persona que se quiera promocionar en la empresa, tendrá habilidad para conseguir destacar y ser de esas personas que los directivos consideran “con potencial” para cubrir el puesto o participar en el proyecto deseado. Se tratará de un puesto superior o que se adapta mejor a sus intereses.

Su plan de carrera profesional dependerá del puesto al que llegar, de sus propios objetivos y de las aptitudes que debe adquirir o desarrollar para lograrlo. Para ello, ha de estar dispuesto a realizar un esfuerzo por adquirir la formación y experiencia profesional necesarias, respondiendo a las acciones de formación y desarrollo a medio plazo que haya programado la empresa: cursos, prácticas, adquirir experiencia laboral en puestos intermedios en caso de optar a un puesto directivo, etc.

La formación es, como hemos visto, un aspecto esencial junto a la definición de objetivos y metas para la mejora profesional de empleados y empresas.

Contacta con nosotros si quieres mejorar tu carrera profesional, somos especialistas en orientación laboral y planes de formación

Recent Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
que es Linkedin y en que puede ayudarte profesionalmente?El curriculum online es una herramienta fundamental hoy día, fundamentalmente por todas las ventajas que ofrece a los candidatos