Airbus aumenta la carga de trabajo del A400M en Sevilla

Airbus ha decidido trasladar las dos estaciones de retrofitdel A400M de Getafe a la capital hispalense. El retrofit implica todas las actividades relacionadas con las actualizaciones del avión, la incorporación de nuevas capacidades o el mantenimiento, entre otras cosas. Fuentes de Airbus confirmaron el traslado, pero no informaron sobre cuándo se hará ni qué implicaciones tendrá en el empleo. Lo lógico es pensar que esta operación se hará en el periodo de reestructuración y recolocaciones del personal implicado, que se alargará durante los próximos tres años.

El traslado, sin precisiones, fue apuntado ayer por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, interrogada por los periodistas durante una de las manifestaciones con motivo del Día de la Mujer.

“Va a haber nueva carga de trabajo que se va a trasladar aquí, fundamentalmente a los sitios donde podría impactar más”, aseguró la presidenta “Me estoy refiriendo a dos plantas de retrofi‘ que vendrían nuevas (sic)” a la planta de “San Pablo, a Sevilla”, concretó la presidenta, que dijo haber mantenido conversaciones con responsables de Airbus al respecto. El pasado mayo, el presidente de Airbus España, Fernando Alonso, se mostraba reticente al traslado a Sevilla de las actividades de retrofit. Según afirmó, esta actividad se hace en Getafe por una decisión “consciente” y “voluntaria”. Manifestó, entre otras cosas, que no era “una buena idea” que se haga donde está la cadena de ensamblaje porque al ser trabajos parecido los utensilios y los grupos se iban a optimizar y se perjudicarían a unos u otros. Ahora, sin embargo, ante los cambios en el programa, se ha reconsiderado esta postura.

La presidenta andaluza afirmó que desde Airbus se le ha trasladado también que “se mantiene la carga de trabajo” en torno al A-380 y al A-400M “hasta el año 2030 seguro, porque están vendidos todos los que en estos momentos se están desarrollando en las distintas plantas de ensamblaje que hay en Andalucía”. Díaz se refiere en lo que respecta al A400M, a que al alargarse el calendario de entregas tras el acuerdo entre los países y la multinacional aeronáutica también se extiende el periodo de fabricación, aunque el ritmo anual sea menor y ello afecte al empleo.

Airbus también trasladó a la presidenta, según manifestó, que el ajuste “no será ni ERE -expediente de regulación de empleo- ni ERTE”, es decir, “expediente de regulación temporal de empleo”. Además, la presidenta explicó que los sindicatos también le han trasladado “que es la misma información que han recibido de las reuniones que han tenido con la empresa”. Susana Díaz indicó que en el Gobierno andaluz se tiene “cierta prudencia”, y “está trabajando, el Gobierno con empresa y sindicatos”, dejando claro que “queremos sobre todo garantizar los dos programas, el A380 y el A400M, hasta 2030 de momento, y que no se resienta la plantilla”, y eso “conseguirlo a través de carga de trabajo nueva que en los próximos meses” vendrá a Andalucía.

Por otro lado, la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (UGT-FICA) consideró “injustificable” el plan de ajuste presentado por la dirección de Airbus y mostró su preocupación por su impacto en el empleo de la industria aeronáutica en el país. El secretario general de UGT-FICA, Pedro Hojas, reclamó en concreto cargas de trabajo en otras líneas de negocio que compensen la bajada de cadencia del programa A400M, a fin de que los centros de trabajo sean viables y se amorticen las inversiones realizadas.

El 27% del negocio de la industria auxiliar depende del A400M

Según el informe sobre el sector aeronáutico andaluz que elabora cada año la Fundación Hélice, la industria auxiliar andaluza (al margen de las grandes empresas tractoras) superó por primera vez los 1.000 millones de euros de facturación en 2016 (concretamente, 1.085 millones de euros), anotándose un crecimiento de casi el 12% con respecto al año precedente (muy por encima de la media del 2,4% del sector) e incrementando su contratación un 6,40%, hasta los 11.098 puestos de trabajo (también por encima del 5,3% de media). A ello se sumó que la productividad media de las empresas auxiliares alcanzó los 98.000 euros por empleado frente a los 93.000 de 2015.

En este crecimiento, fue fundamental el programa A400M, que aportó la mayor parte de la facturación del sector aeroespacial andaluz en 2016, con el 27% del total, seguido de los modelos CN235 y C295, con el 22%. Estos dos programas han reducido su producción, por lo que con casi toda seguridad habrá efecto en la industria auxiliar. La esperanza, o la salida, es un giro de estas empresas hacia la aviación comercial, que es pujante ahora. Ya en 2016 el informe de Hélice arrojó una novedad: el peso de los aviones militares tendió a estabilizarse y fue la aeronave civil de Airbus A350 la que tiró del carro de las ventas al entrar en su etapa de ramp up, o lo que es lo mismo, de incremento de su producción. Así, este modelo pasó a representar el 11% del total. Es más, si se pone el foco sólo en la cadena de suministro (compuesta por 92 empresas subcontratistas y los tres tier 1 Alestis, Aciturri y Aernnova) se aprecia que ya representa el 20% de su facturación frente al 18% del A400M y el 12% de los otros dos modelos mencionados de transporte militar.

Esta tendencia parece haberse agudizado y desde empresas de recursos humanos como Adecco ya se advierte de un repunte en las contrataciones aeronáuticas en la provincia de Cádiz (donde se trabaja en programas como los de la familia A320 y A350, que van muy bien) y un descenso en Sevilla, donde priman los programas militares.

Una información de Diario de Sevilla

Post Recientes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Airbus A350 Puerto RealVitae Aeronautica Formacion Profesional Privada en Sevilla